Procedimientos


Los mejores procedimientos para usted


LIPOSUCCIÓN

La liposucción es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, incluyendo las mejillas y el cuello, los brazos, las mamas, el abdomen, las nalgas, las caderas, muslos, y rodillas.

La liposucción no es un sustituto a la pérdida de peso, sino un método para retirar acúmulos localizados de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio.

No es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente rebeldes a los regímenes dietéticos. En algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones (lifting facial, abdominoplastia, etc.).

La intervención, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada.

Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada.
Es normal que aparezcan hematomas e inflamación de los tejidos en la zona aspirada. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses. Si la elasticidad cutánea estaba disminuida pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir corrección adicional mediante liposucciones selectivas y/o inyecciones de grasa.
Los candidatos ideales para someterse a una liposucción son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Si usted posee un estado general de salud bueno, goza de estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato.

LIPOESTRUCTURA

image-2038151-lipolaser-16790.png
La Lipoestructura® es una técnica quirúrgica descrita en 1994 por el cirujano plástico Sydney Coleman, de Nueva York. Se basa en la modificación tridimensional permanente de la anatomía, mediante el relleno con el propio tejido graso del paciente, previamente purificado.
​​​​​​​
Con las técnicas de relleno con grasa que se utilizaban antes, los resultados eran impredecibles y no eran permanentes; muy a menudo, el material inyectado se reabsorbía totalmente ó se formaban irregularidades en el contorno. Actualmente, la implantación de tejido graso efectuado con la técnica de Lipostructura®, ofrece unos resultados predecibles, permanentes y seguros.


ABDOMINOPLASTIA

image-2038151-lipolaser-16790.png
La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico mayor cuya finalidad es extirpar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y reforzar la musculatura de la pared abdominal.
Este procedimiento puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen. A cambio, deja una cicatriz permanente que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregirlo, puede ser más ó menos larga.
Si usted está considerando la posibilidad de someterse a una abdominoplastia, debe obtener información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y que resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico.

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia, son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa ó por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta ó el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial.

También puede mejorar la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada. Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste. Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada ó las cicatrices pueden cambiar de posición. En otros casos, esta cirugía consigue eliminarlas.

MAMOPLASTIA DE AUMENTO

La mamoplastia de aumento es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma de los senos de la mujer.
Generalmente se utiliza para mejorar la silueta de la mujer que piensa que sus senos son demasiado pequeños, para corregir la reducción del pecho que se produce tras algunos embarazos, para corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas ó como un procedimiento reconstructivo tras cirugía oncológica de la mama.

Es posible aumentar el tamaño del seno una ó varias tallas mediante la introducción de una prótesis debajo de la mama.

Las personas ideales para someterse a un aumento mamario son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo ó una lactancia que ha dejado vacío y caído el seno. Aunque no existe riesgo de que el aumento altere futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden volver a caerse algo tras un nuevo embarazo.

Las incisiones pueden localizarse alrededor de la areola, en el surco submamario, y en la axila.


RITIDECTOMIA

image-2038151-lipolaser-16790.png
A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestras caras.
Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas. Una ritidectomía ó lifting cervicofacial no puede detener este proceso; sin embargo, lo que sí puede hacer es detener el reloj, mejorando los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello. El lifting ó ritidectomía puede realizarse aisladamente ó asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia ó la rinoplastia. El lifting frontal corrige la caída de las cejas y las arrugas de la frente y de las cejas.

Si usted está considerando la posibilidad de realizarse una ritidectomía, debe obtener información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar.

Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden respondidas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Si no entiende algo, consulte a su cirujano plástico.


El candidato ideal para someterse a una ritidectomía, son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a "caerse", pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. La mayoría de los pacientes tienen entre 40 y 60 años, pero también puede realizarse con éxito entre los 70 y 80 años. Una ritidectomía puede hacer que parezca más joven y que aumente la confianza en sí mismo, pero no le proporcionará un aspecto completamente distinto, ni puede restablecer su salud ó vitalidad. Antes de decidir si se va a realizar una ritidectomía piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico.

RINOPLASTIA

image-2038151-lipolaser-16790.png
La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica.

La rinoplastia puede disminuir ó aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta ó del dorso, estrechar los orificios nasales ó cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.

Si está considerando la posibilidad de someterse a una rinoplastia, debe obtener información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico.

Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato.

La rinoplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona ó que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una rinoplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con el cirujano plástico.


La edad también debe tenerse en cuenta. La mayoría de los cirujanos plásticos prefieren no realizar una rinoplastia hasta los 18 ó 19 años. Así mismo, es importante considerar los ajustes emocionales y sociales de los adolescentes, y estar seguros de que son ellos, y no sus padres, los que quieren someterse a una rinoplastia.


BLEFAROPLASTIA

image-2038151-lipolaser-16790.png
La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores.
La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas grasas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las "patas de gallina" u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal.

Si usted está considerando la posibilidad de someterse a una blefaroplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Si no entiende algo, consulte a su cirujano plástico.

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato.

Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente.


Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

En la primera consulta se evaluará la visión y la producción de lágrimas, así como su estado general de salud. Debe informar a su cirujano si toma alguna medicación, si fuma y si tiene alergia a algún medicamento. También debe decir si usa lentes correctivos y aportar, si es posible, su último examen oftalmológico. Se discutirá la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores y si es preciso asociar algún otro procedimiento. Se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el costo de la intervención.

OTOPLASTIA

image-2038151-lipolaser-16790.png
La Otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes.
​​​​​​​
Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre los 7 y 14 años. Las orejas han crecido casi completamente a esta edad, así que cuanto antes se realice la cirugía, menor será el problema con los compañeros del niño en el colegio. La Otoplastia también se puede realizar en adultos, no existiendo mayores riesgos en esta edad.

Si usted ó su hijo está considerando la posibilidad de someterse a una Otoplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Si no entiende algo, consulte a su cirujano plástico.

La mayoría de los cirujanos plásticos recomiendan a los padres observar el comportamiento del niño en relación a sus orejas prominentes; no se debe insistir en la cirugía hasta que el niño así lo desee. Aquellos niños que se encuentran a disgusto con sus orejas y quieren operarse, cooperan más durante la intervención y están más contentos con el resultado.

Muchos pacientes, niños ó adultos, pueden estar inseguros acerca del resultado de la Otoplastia. Tenga en cuenta que se pretende conseguir una mejoría, no la perfección absoluta. No espere una simetría exacta, que incluso quedaría poco natural. Si comenta con su cirujano plástico, tanto el procedimiento, como sus expectativas y opciones, los resultados serán muy satisfactorios.

En la primera consulta, el cirujano plástico realizará una evaluación del problema y recomendará la técnica más efectiva para su caso. También le proporcionará las instrucciones para prepararse para la cirugía.

La Otoplastia se realiza en el quirófano, dentro de una clínica u hospital. Dependiendo del tipo de anestesia, el procedimiento se realiza en forma ambulatoria o se permanecerá en el centro la noche de la cirugía.

Si el niño es pequeño, el cirujano plástico le recomendará realizar la intervención bajo anestesia general. Para niños mayores y adultos, se puede utilizar anestesia local asociada ó no a sedación, de manera que esté despierto durante la cirugía, pero relajado.


MAMOPLASTIA REDUCTORA

image-2038151-lipolaser-16790.png
La mamoplastia reductora es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes.
Además puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. La finalidad de la mamoplastia reductora es proporcionar a la mujer unos senos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitarán estudios mamográficos. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y las opciones ó la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad ó no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costos de la intervención.

No olvide decir si es fumadora ó toma alguna medicación ó vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedar embarazada ó dar de mamar. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

La cirugía se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Se realiza bajo anestesia general. Dura entre 2 y 4 horas, aunque en determinados casos puede prolongarse.

Existen diversas técnicas, pero generalmente las incisiones tienen forma de ancla colocándose alrededor de la areola. A través de estas incisiones se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición; en algunos casos se puede asociar liposucción.


GLUTEOPLASTIA

Existen dos tipos de intervención para realizar una Gluteoplastia: Con prótesis ó con inyección de grasa, la indicación de cada una de ellas es específica y depende de cada persona.



image-2038151-lipolaser-16790.png
​​​​​​​Gluteoplastia con prótesis:

El aumento glúteo con prótesis submusculares de gel de silicona se utiliza en personas delgadas que quieren aumentar el volumen de los glúteos, es decir, en personas cuyos depósitos grasos sean escasos y por lo tanto no se cuenta con un volumen importante para la nueva estructura glútea.
image-2038151-lipolaser-16790.png
Gluteoplastia mediante Lipoinyección:
​​​​​​​

La gluteoplastia mediante esta técnica permite realizar una extracción de grasa del individuo previa valoración y marcación de sectores de su cuerpo en donde existe acumulación de tejidos grasos, posteriormente esta grasa es sometida a una preparación especial, y mediante técnicas de asepsia y antisepsia se realiza la inyección de grasa en el tejido subcutaneo las áreas previamente determinadas por el cirujano en su evaluación.​​​​​​


La grasa injertada, presenta una integración al cuerpo en un porcentaje muy importante, por lo tanto el grado de absorción es entre 30-40 % permitiendo excelentes resultados a largo plazo. El ejercicio posterior no tiene ningún tipo de contraindicación; puede realizarse sin restricción, de hecho realizar ejercicio de tonificación glútea mantiene un moldeado corporal perfecto.

Contacto

Av. El Bosque Norte 0134, PISO 7, Las Condes

222336745

drcarlosjfigueroa@yahoo.com

Formulario de Contacto